Categorías
Mes en música

Un mes en álbumes: marzo imaginando ser una Haim

En este pequeño diario musical, marzo ha seguido la estela de febrero de manera estable y sin muchos altibajos. En un periodo caótico, reservar una hora al día para sumergirme en un disco es una forma de vaciar la mente durante un rato y no pensar en nada más que en aquello que entra por mis oídos. Cuando los días se suceden todos iguales desde hace un año, contarlos según el disco que los ha protagonizado empieza a no parecer una idea tan descabellada.


Tras resumir el mes en mis redes sociales, es momento ahora de desarrollar lo escuchado en esta nueva etapa del Final del Círculo. El recuento de marzo se salda con 27 de 31 días con disco escuchado, una proporción en la línea del mes pasado. ¿Llegaré a completar algún mes sin falta? Ojalá, pero cuando empecé este proyecto lo hice teniendo muy en cuenta que cuando convierto una afición en obligación acaba perdiendo todo su interés y su razón de ser. Así que he decidido que si para disfrutar esta experiencia tengo que sacrificar el “100% de días con disco”, es un precio que puedo permitirme pagar. Vamos con los discos que han llenado este mes.

Marzo en mi calendario de discos

Sin duda, el grupo protagonista del mes ha sido Haim. Conocí a las tres hermanas Haim en los tiempos en los que en las televisiones españolas se sintonizaba MTV Rocks, y ese canal me descubrió los videoclips de “The Wire” y “If I Could Change Your Mind”. Desde entonces, había rondado la música de Haim sin terminar de entrar en ella. Pero el año pasado, con la publicación de su tercer disco “Women in Music Pt. III”, algo hizo clic y finalmente se me abrieron de par en par las puertas de su música. Este ha sido el mes en el que he puesto en valor su discografía. Involucrándose ellas mismas en la producción y manteniendo a Ariel Rechtshaid como productor desde el primer disco, Haim han conseguido una calidad y textura de sonido características que impregnan cada canción, ya sea más rock, más pop o más R&B. En todos sus discos se respira el mismo aire (el mismo que se encuentra en sus videoclips, todos con una estética común muy bien definida) que supone un retrato perfecto de su personalidad. Pero si aún no te convence, busca algún concierto suyo y prepárate para echar de menos (una vez más) los festivales.

Este mes se celebraron los 63º Grammy, así que parecía la excusa perfecta para escuchar por fin a fondo “Folklore” y “Evermore”, los dos discos hermanos que Taylor Swift publicó el pasado 2020 y los dos primeros dentro de esta nueva etapa tras la jugarreta legal de su discográfica que le ha hecho perder los derechos sobre sus 7 discos anteriores. “Folklore”, su octavo álbum, grabado durante el confinamiento y creado junto a Aaron Dessner (The National) se llevó el Grammy a Álbum del año. Aunque siempre he respetado la figura de Taylor Swift, su sonido nunca había sido el mío. Por eso, cuando publicó se sacó estos dos discos de la manga recibió varios mensajes de swifties instándome a darles una oportunidad. Confieso que en aquel momento solo escuché las colaboraciones (Haim, The National, Bon Iver), pero ahora sí que he sido capaz de apreciar el tinte invernal y orgánico que impregna ambos discos. Si bien como “Folklore” es más coherente como un disco para escuchar de principio a fin, “Evermore” cuenta con los temas más pegadizos. La firma de cada colaborador del disco está perfectamente retratada en las canciones, a la vez que se escucha a una Swift cómoda que saborea las letras y el ambiente de las canciones. Aún no he caído el agujero de gusano de teorías y fanatismo que acompaña a Taylor Swift, pero si ella sigue apostando por este sonido, yo seguiré atenta a sus lanzamientos.

Algunas de las escuchas de este mes han venido motivadas por aniversarios. “Historian”, el segundo largo de Lucy Dacus, cumplió 3 años a principios de mes: un disco redondo, cañero y sentido en el que destacan a partes iguales la intensa voz de Dacus y la instrumentación que la rodea. 26 años ha cumplido el que también fue el segundo largo de Radiohead, “The Bends”, un disco histórico para el que va a dar igual cuánto tiempo pase: va a seguir sonando fresco y electrizante y “Fake Plastic Trees” va a seguir empañándome los ojos, ahora y siempre. Se acerca al medio siglo “The Dark Side of the Moon”, de Pink Floyd, cuyo lanzamiento europeo ha cumplido 48 años. No se puede decir nada que no se haya disco ya de este álbum perfecto y circular. A modo de pequeño homenaje, en unos tiempos que no acompañan a las celebraciones musicales, ahora ocupa un privilegiado lugar en el reproductor de música del coche.


Al igual que el mes pasado, he recopilado en una lista de reproducción aquellos temas que me han acompañado especialmente durante marzo y que no me podía sacar de la cabeza. Dejando a un lado lo variopinto de la selección, merece la pena destacar el doblete de Manchester Orchestra con los dos adelantos de su próximo álbum y que deben ser escuchados, sin interrupciones, uno tras otro.


Tras haber recapitulado aquí los discos escuchados y las canciones destacadas del mes, en la próxima entrada haremos un recorrido por los lanzamientos que tuvimos en marzo, ya que tuvimos algunos estrenos musicales bastante interesantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *