Categorías
Uncategorized

Inolvidable tercera jornada en el Mad Cool – Crónica Mad Cool Festival Sábado

Aunque los dos primeros días fueron más que satisfactorios, era sin duda la tercera jornada del Mad Cool Festival la que más atractiva se presentaba. Buena prueba de ello eran los diversos  e interesantes conciertos que se solapaban a primera hora.

Lucy Rose en el escondido escenario 5, Gary Clark Jr en el escenario principal y Wild Beasts en el genial escenario 3 protagonizaban la primera disyuntivas. Habiendo escuchado lo mismo a los tres grupos, me decanté por estos últimos (esperando así poder amarrar un buen sitio para Woods, que tocarían en ese mismo escenario. El cuarteto británico tiene preparado el que será su 5º disco, pero presentó un equilibrado setlist que me enganchó. Habiendo recibido por un lado muy buenas referencias del grupo a la misma vez que severas críticas, el juego de voces, y su regusto electrónico formó un sonido pop que sonó completamente renovado y original, no haciéndose para nada pesados ni repetitivos. Terminó el concierto y apunte de forma llamativa como asignatura pendiente escuchar al cuarteto británico más a fondo. Fueron, sin duda, el descubrimiento del festival.

Siguiendo con las criminales solapaciones, sacrifiqué a DIIV en beneficio de tomar fuerzas y mantener un muy buen sitio para Woods, sin duda uno de mis imprescindibles del festival. El grupo de Brooklyn se mostró introvertido sobre el escenario (no fue hasta el gracias final que el cantante, Jeremy Earl, abrió la boca para algo que no fuera cantar), pero musicalmente sonaron soberbios. Con una voz característica que estaba mejor ecualizada que para Wild Beasts, dieron importancia a sus dos últimos discos, esos que muestran un sonido psicodélico con raíces folk y se alejan ligeramente de la inevitable comparación con Neil Young. Abrieron con ‘Morning Light’, debilidad de un servidor, y  a lo largo del setlist canciones como la sorprendente ‘Sun City Creeps’ sonaron reforzadas por el saxo. Pese a esto, fue sin duda el cierre con ese himno que es ‘Moving to the Left’ y la alargada y genial ‘With Light And With Love’ lo que cerró por completo el concierto más especial para un servidor y que está sin duda en el top 3 del festival.

NeilYoungMadCool2016

Fue inevitable perderse el comienzo de Neil Young, el plato fuerte del festival, en el escenario principal: la distancia entre los escenarios y las más de 35.400 personas que asistieron a ver a la leyenda viva propiciaron que acabáramos viendo el concierto desde la torre de sonido (donde más adelante veríamos a los integrantes de Woods, que a lo largo de su concierto bromearon con que lo harían). Aún así, el hecho de llegar al escenario mientras sonaba la perfecta ‘Heart of Gold’ fue el presagio de que nos esperaba un genial concierto. Evitando individuos que estaban en el concierto “porque así podrían decir que han visto a Neil Young” (tal cual lo dijeron un par de personas a mi lado), disfruté de canciones que no esperaba conocer. Las tardes de estudios con ‘Harvest’ y ‘Harvest Moon’ hicieron que coreara temas como ‘From Hank to Hendrix’ o la preciosa ‘Unknown Legend’ casi sin ser consciente de ello. Con el que seguramente fue el mejor sonido de todos los conciertos del escenario principal, Neil Young incluso recuperó otro de sus clásicos, ‘Like a Hurricane’, un tema que no había tocado antes con The Promise of the Real, la banda que le acompaña en esta gira y que lidera el hijo de Willie Nelson; y que alargó con geniales solos de guitarra hasta los 20 minutos. Pero fue sin duda, el cierre con ‘Rockin’ in the Free World’, igualmente alargada, pero en esta ocasión con la intención de que siguiéramos coreando el estribillo, lo que confirmó que, para un servidor, el del músico canadiense había sido, sin duda alguna, el mejor concierto de su vida.  Tras las dos horas y media de concierto, y camino ya de irnos al rincón de pensar y asimilar lo que acabábamos de ver, Neil Young y su banda salió para deleitarnos con un bis y dejar claro que él era el cabeza de cartel, pero no de la tercera jornada, sino de todo el festival.

Una vez más, sacrifiqué (casi todo) el concierto de Flume por satisfacer mis necesidades. Aún así, llegué a disfrutar esa genialidad que el joven dj creó junto al soberbio Chet Faker, ‘Drop the Game’. Sólo por esa canción y el cierre con ‘Say It’ uno de los temas más aclamados de su segundo largo, si no el que más, mereció la pena acercarse a las gradas de la Caja Mágica, aunque al poco estuviéramos saliendo de nuevo para coger sitio en el escenario en el que aún olía al folk de la leyenda canadiense.

Cambiando completamente de tercio, era Two Door Cinema Club quienes se subirían al escenario nada más terminara Biffy Clyro. Llevaba años sin escuchar al grupo brítanico, pero el inicio con ‘Sleep Alone’ me demostró que el grupo ha compuesto una serie de himnos para pasárselo bien y no parar de botar en directo. Si bien el segundo largo me dejó algo frío en su momento, pues sonaba a más de lo mismo (seamos sinceros: el estilo de TDCC cansa.), el EP que sacaron me dejó un mejor sabor de boca, y disfruté cuando, por el ecuador del concierto, interpretaron ‘Changing of the Seasons’. Ojalá las canciones del inminente nuevo disco que presentaron sonarán mas como esa joya de canción, o al menos, como ‘Sun’, la mejor del segundo largo. El grupo tiene que dejar atrás esas estructuras repetitivas de ‘I Can Talk’ o ‘Something Good Can Work’, pues en directo casi suenan iguales. Aún así, el grupo es un acierto para los festivales y para el horario al que fueron programados. Mención especial además al batería, pues gran parte del peso del directo del grupo británico recae sobre él.

El festival se acababa, y los encargados de cerrarlo eran Capital Cities. Con versión de los Bee Gees, de Madonna y de Prince incluído, su concierto estaba marcado por la espera al himno Safe and Sound.

MadCool2016

El Mad Cool cerró una primera edición con una gran afluencia de gente y con un buen sabor de boca tras haber resuelto con soltura los primeros problemas de organización. El festival, claramente tiene margen de mejora, tal como intentar mejorar la cuestión del alojamiento cerca del recinto (una ardua tarea pero seguro de mejor solución que para su hermano mayor, al menos en antigüedad, el Dcode); o ampliar el horario del festival y así facilitar a la gente que pueda coger el primer metro de la madrugada. Pese a todo esto, el MadCool parece haber nacido para quedarse y crecer. Madrid lo necesitaba, y quién sabe si, en unos años, este festival no supera a BBK, FIB e incluso Primavera Sound.

Categorías
Uncategorized

Flojo pero más que satisfactorio segundo día en el Mad Cool – Crónica Mad Cool Festival Viernes

Tras la accidentada primera jornada del Mad Cool Festival, amanecimos con la corrección de algunos de los problemas por parte de la organización, algo que les honra y que hizo creer aún más en ellos. La segundo jornada, a excepción de dos de los grupos  que formaban el cartel, pera para un servidor la más floja, pero esos dos grupos y algún que otro momento más fueron clave.

Tras recibir (¡esta vez sí!) plano y horarios del festival, vimos como los escenarios y otras zonas del recinto estaban no solo mejor sino simplemente indicadas. Nos acercamos al escenario 2, el escenario Matusalem, que sería inaugurado por Bigott. El curioso cantante subió al escenario paseándose anteriormente por dónde estaba el público y unos amigos suyos. Iba colocado, y así lo manifestó y  confesó. Con sus bailes y comentarios que hicieron partirse de la risa hasta a su propia banda, nos hizo pasar un buen rato e incluso los menos seguidores del músico nos atrevimos a bailotear temas como ‘Baby Lemonade’ o ‘Pavement Tree’ (servidor no conoce más que cuatro canciones). Si hubiera que definir de alguna manera el concierto del zaragozano, sería con la palabra buenrrollismo.

Sin problemas para encontrar el escenario esta vez (en este caso lo había pisado ya por la equivocación del día anterior), me planté bien situado para disfrutar de Kings of Convenience, uno de esos dos grupos imprescindibles de esta jornada y de todo el festival. El dúo noruego formado por Erlend Oye y Eirik Glambek Boeya había pasado por España interpretando su (dudoso a mi parecer) álbum debut a principios de años, y en este concierto también comenzaron con temas de ese ‘Quiet Is the New Loud’. Si bien ‘Failure’ o ‘Toxic Girl’ son temas geniales, no fue hasta la interpretación de ‘Know How’ cuando se metieron al (bastante numeroso) público en el bolsillo, además de conseguir que se callara. Tras ella, una acertada sucesión de temas de sus dos últimos álbumes, entre las cuales destacan la coreadísima ‘I’d Rather Dance With You’ y el genial cierre con ‘Misread’, nos hizo salir con un genial sabor de boca y poner rumbo a los escenarios exteriores con una sonrisa en la boca.

La Fura Dels Baus. Fotografía oficial organización Mad Cool Festival
La Fura Dels Baus. Fotografía oficial organización Mad Cool Festival

Temples no me suscita mayor interés que el de su estilo psicodélico y su estética acorde a él, pero al conocer lo monotemático de su repertorio, decidí tomar fuerzas y coger sitio para Jane’s Adicction. Sorprendidos por el espectáculo de La Fura del Baus, nos emocionamos seguidamente con la grabación de “señores y señoras, nosotros tenemos más influencia con sus hijos que tú tiene, pero los queremos. Creado y regalo de los Ángeles, Juana’s Adicsión” que precede a ese hitazo que es ‘Stop’. El grupo viene interpretando íntegramente ‘Ritual de lo Habitual’, del cual servidor únicamente ha trillado ese tema inicial y ‘Been Caugh Stealing’, por lo que a pesar del despliegue en el escenario, que iba más allá de la música con un par de bailarinas, el concierto se me hizo largo. Aún así, tras los 9 cortes del disco, el grupo nos regaló una versión de ‘Rebel Rebel’ y tres temas de lo más aclamado de su discografía, donde de nuevo me metí, al igual que muchos otros asistentes, en el concierto. Como cierre, la genial ‘Jane Says’, un icono en su estilo y emblema del grupo de Los Ángeles. Perry Farrel y los suyos dieron un concierto correcto, seguramente muy disfrutado por sus fans pero que pasó sin pena ni gloria para los que no solemos escucharles.

Si Kings of Convenience era el primero de los grupos imprescindibles del día, Band of Horses lo eran más aún. El directo del grupo sonó potente desde el principio, salteando canciones de 3 de sus discos (ignoraron por completo el Mirage Rock, algo que a servidor le duele) con alguna del último, ‘Why Are You Ok’, el cual están presentando. ‘Casual Party’ es sin duda la mejor de ese 5º álbum, y fue la primera en caer y en hacer que nos engancháramos de lleno al concierto. Una pena la ecualización de la segunda voz de ‘In a Drawer’, pues es algo que dota a la canción de una gran fuerza y en directo no sonó como debió. Todo grupo tiene su (o sus) himno(s), y de él depende si tocarlos o no y de cómo hacerlo. El grupo norteamericano decidió distribuir ‘No One’s Gonna Love You’, ‘Is There a Ghost’ y, el himno de los himnos de Band of Horses, ‘The Funeral’, a lo largo del setlist, consiguiendo perfectamente un equilibrio entre canciones para escuchar y disfrutar, que al fin y al cabo es de lo que se trata, aunque a lo largo del festival diversos individuos se dedicaran a empañar este tipo de canciones con su conversación con el de al lado; y de momentos para corear y alzar manos (con o sin móviles) al cielo.

Band of Horses. Fotografía oficial organización Mad Cool Festival
Band of Horses. Fotografía oficial organización Mad Cool Festival

Siguiendo con la alternancia entre escenarios, ya era el turno del cabeza de esta jornada, The Prodigy. El grupo no es santo de mi devoción, así que tras darles una oportunidad un par de canciones, decidí darme una vuelta por el recinto y coger fuerzas. Tras ello, en uno de los escenarios interiores Bastille empezaba a desplegar sus potentes himnos. Intercalando los coreadísimos temas de su primer disco, ‘Bad Blood’ con canciones del que será su segundo largo, el grupo sonó intenso, ayudado por la ya conocida buena acústica del escenario 3. Como si de 2014 se tratara, incluso un servidor se atrevió a corear himnos como ‘Pompeii’ o su debilidad, ‘Icarus’; pero aún así, no resultó ser un concierto de los que no se olvidan.

La segunda jornada de este festival fue la más floja de las tres, pero con conciertos claves y con la buena sensación de asistir a un festival que reconoce errores y que disipa las dudas que en un principio pudieron surgir respecto a su estabilidad.

Categorías
Uncategorized

La nostalgia reinó sobre la monotonía la primera jornada del Mad Cool – Crónica Mad Cool Festival Jueves

El pasado fin de semana asistí al Mad Cool, la nueva cita festivalera en la capital que contaba un con un variado cartel y una propuesta muy ambiciosa. Como ya sabréis, a nivel de organización hubo bastantes quejas, pero yo tuve la suerte de no sufrir más que una larga espera en un barra una sola vez y un poco guiarme por la intuición para encontrar un escenario. Más allá, musicalmente (que es lo que realmente importa en estas citas) desde la primera jornada el festival cumplió como se esperaba.

Decoración Mad Cool

Tras fliparlo con la amplitud del recinto y movernos un poco por él para reconocer el terreno, nos acercamos a Rat Boy, encargado de abrir el escenario dos. Sin duda la génesis casi perfecta entre Mac DeMarco y The Libertines. A medio camino entre el punk y el hip hop, el joven inglés caldeó el ambiente e hizo botar al discreto (al menos comparando con lo que vendría más adelante) público. Sin duda, tiene un estilo que atrae, divertido y enérgico pero al que aún le faltan cosas por pulir y a menudo tiene un sonido tedioso que se puede hacer repetitivo.

El festival siguió, en sus dos escenarios principales, lo que ya vimos en nuestro SOS 4.8 o viene siendo habitual en el Sonorama Ribera de Aranda, conciertos que se van alternando y casi encadenando; así que aprovechamos esto para disfrutar de Milky Chance. El dúo alemán que algunos catalogan como folk rock pero que yo más bien los dejaría en algo pop con raíces lejanas en el folk sonó si cabe más monótono que el británico. Seguramente por la característica voz del cantante, incluso las canciones que iban presentando del que será su segundo disco, que sonaban más puramente folk (sobre todo por el hecho de que se colgaba la acústica y, bendita casualidad, empezaba a chispearnos) sonaron a más de lo mismo.

Uno de los grupos más esperados por un servidor de la jornada (si no el que más) y de todo el festival eran The Kills. Sabíamos que Alison Mosshart y James Hince tocaban en uno de los escenarios interiores, y en cual, teóricamente pero como todos los asistentes, no sabíamos cómo llegar; y las fechas ‘to everything’ servían de poco. Esto provocó que disfrutara de una canción de los catalanes Manel, grupo por el que tengo predilección pero que sacrifiqué por razones obvias y por la posibilidad de verlos en el Sonorama Ribera.

Ya en el escenario correspondiente, el dúo (que llevaba dos escuderos que se encargaban de la sección más rítmica) comenzaron su concierto con canciones de sus anteriores discos, como las geniales ‘No Wow’ o ‘Heart is a Beating Drum’, y no fue hasta la 5ª del setlist que comenzaron a presentar ‘Ash & Ice’. La genial acústica del escenario (cubierto) les vino de perlas para su oscuro sonido, que sólo se vio enturbiado un par de veces por los problemas de Hince con la guitarra. El acompañante de un servidor comentaba a la salida que se le habían hecho igualmente monótonos. No lo niego, pero sin algo está claro es que los seguidores de The Kills sabemos qué vamos a ver, no nos pilla de sorpresa. Sin duda, salí con una sonrisa al poder haber escuchado en directo la genial ‘Heart of a Dog’, pero triste por sacrificar el final en beneficio de un decente sitio para el plato fuerte.

Y es que The Who ya proyectaba en las pantallas del escenario principal sus visuales. Se nos venía encima un viaje en el tiempo, y quedó claro desde el principio de ‘I Can’t Explain’. No miento si digo que llevo años sin escuchar a los Who, pero marcaron mi infancia, y es de esos grupos por los que empecé a escuchar música. Vale que no son de ‘My Generation’ (ruego que no me matéis por el juego de palabra), pero coree esta canción como las aproximadamente 34.000 personas que asistieron a esta primera jornada. Aunque sin duda, para mí el momento clave de este concierto fue el grito de Dratleyen, quien ya había conseguido afinar una maltratada vor, en ‘Won’t Get Fooled Again’, canción con la que vienen cerrando los conciertos en esta gira. Sin duda, mi pensamiento tras el concierto fue que qué pensaría mi yo de 2º de la ESO si supiera que en un futuro iba a ver el molinillo con el brazo y el salto de Pete Townshend  en directo.

Roger Dratley, The Who. Fotografía oficial del Mad Cool.
Roger Dratley, The Who. Fotografía oficial del Mad Cool.

Tras la necesaria parada para cenar (somos humanos antes que melómanos y ni Garbage ni The Strypes despiertan algún tipo de interés en mí), nos volvimos al genial escenario cubierto, con previsión de divertirnos con Django Django (un grupo que llevaba sin escuchar desde el lanzamiento de su segundo largo). Tras una cola de 20 minutos por el mal funcionamiento del sistema cashless, pudimos conseguir una birra y acercarnos al meollo del concierto. Nos encontramos una calidad de sonido nada que ver con el de The Kills, pues esta vez sonó mucho mas turbio, y con un setlist excesivamente electrónico y no tan fresco como uno esperaba. Salvando ‘First Light’ y el himno ‘Default’, el grupo pasó por nosotros como una mera música de fondo para pasar el rato.

SI algo se hace raro en un festival es recogerse a las 3;30, y aproximadamente fue a esa hora a la que Digitalism acabó su concierto. El dúo iba íntegramente en formato live, y acompañado por unos audiovisuales flipantes, y de nuevo la calidad de sonido acompañó. La gente no paraba de bailar, dejando claro que lo que le falta al festival son dos horas más de duración a cada jornada y con programación electrónica para cerrar. Sin haber escuchado más que por encima al dúo alemán, fueron de los descubrimientos del festival, y en ‘Circles’ yo también lo di todo.

La primera jornada del Mad Cool para muchos fue accidentada, y sería un error negarlo. Pero al día siguiente  el festival reconoció los errores y como ya comentaremos, los solventaron, algo que no se suele ver. El Mad Cool ha nacido grande y para ser gigante, y tiene casi todo para conseguirlo.

Categorías
Reseñas

‘Solemn Oath’, otro adelanto de Band of Horses

El disco de Band of Horses está más cerca que nunca, dentro de dos semanas el grupo publicará ‘Why Are You Ok’, y hace unos días nos dejaron el tercer adelanto, ‘Solemn Oath’.

‘Solemn Oath’ es el tercer single, y suena más experimental de lo que Band of Horses nos tienen acostumbrados. El grupo ha arriesgado y le ha salido una genial canción que nos deja con más ganas de que llegue el 10 de Junio, fecha en la que su 5º álbum de estudio será lanzado y del cual ya conocíamos ‘Casual Party’, del cual hace unos días os dejábamos su curioso videoclip, e ‘In a Drawer’.

El grupo ya ha dado algún concierto de la gira que pasará por nuestro país haciendo parada en el Mad Cool Festival.

Categorías
Confirmaciones Festivales Noticias

El Mad Cool Festival revela los artistas de su escenario 6

Al gigantesco Mad Cool, el nuevo festival de la capital, del cual ya conocíamos el cartel (casi) al completo y sus horarios, ha desvelado hoy la programación de un sexto escenario dedicado íntegramente a artistas emergentes de la comunidad de Madrid:

unnamed

Las bandas que conforman dicho escenario son Morgan, Bluestain, Hynkel, Los Nastys, Felix Lineker, Rick & Vera, Ten Bears, Los Vinagres, Iseo (la cual nos sorprendió muy gratamente en el pasado SOS 4.8), Mahalo, Lígula y Of Moths and Stars.

Además, el festival ha anunciado una serie de cambios en los horarios, exactamente, en el de los conciertos de The Strypes, Milky Chance, Monarchy, Ángel Stanich, Public Service Broadcasting, Xoel López y Flume. Pero se siguen manteniendo importantes solapes  para un servidor, como el de DIIV y Woods o el de The Kills, Manel y Lapsley.

El resto de la información, así como las entradas, las podéis encontrarla en su web.

Categorías
Reseñas

‘In a Drawer”, segundo adelanto de Band of Horses

Hace unas semanas, cuando salió el primer single del próximo disco de Band of Horses, os dejamos toda la información sobre él. Hoy hemos amanecido con un segundo adelanto, ‘In a Drawer’.

[spotify id=”spotify%3Atrack%3A1pjMxd1a15XFne8xbERd5r” width=”300″ height=”380″ /]

‘In a Drawer’ muestra una intensidad que va creciendo conforme pasa la canción, dotando así al tema de un carácter muy épico apoyado en el juego de voces y en la potente batería que sirve de base para la canción. Sin duda Band of Horses no ha perdido la buena forma.

‘Why Are You Ok’, el que será el quinto álbum de la banda americana saldrá el próximo mes de junio, y podremos disfrutar de sus temas, así como de las ya clásicas canciones de Band of Horses el día 17 de junio en el Mad Cool.